Hipotecas Multidivisa

¿Qué son las hipotecas multidivisas?

Las hipotecas multidivisas son las que te dan un préstamo hipotecario pero que están diseñados en varias monedas extranjeras. Este tipo de hipotecas, nos permite aprovechar todos los cambios que se van dando en las monedas por el paso de los años y los diferentes tipos de intereses. Además se puede sacar partido de la debilidad de cada moneda en casa momento.

¿Es un tipo de hipoteca que tiene algún riesgo?

Cómo todo, este tipo de hipotecas también presenta algunos riesgos que no podemos ignorar. Uno de los más fuertes, es que la moneda se revalorice y que al final nuestra deuda sea mucho más grande de lo que era en un principio.

¿Son rentables las hipotecas multidivisa?

Cuándo pedimos una hipoteca multidivisa, normalmente nos la dan con varias divisas estables; además, se buscan los tipos de interés más bajos.

Las principales divisas en las que se dan estas hipotecas son

  • El yen japonés
  • El franco suizo
  • El dólar estadounidense
  • El dólar neocelandés
  • La libra esterlina
  • El euro.

Este tipo de hipoteca hace que se puedan reducir todos los riesgos ante los cambios de la moneda y evitar que nos afecte cualquier cambio desfavorable en este tema.

Cómo funcionan realmente estas hipotecas

Las hipotecas multidivisa se pagan como las hipotecas normales, con la opción de pagar los intereses por un lado con un tipo de divisa y la cantidad que tienes que devolver.

Sin embargo, a diferencia de los normales, este tipo de hipotecas están ligadas a un tipo de cambio de cada país, lo que hace que se pueda reducir la cantidad que se debe pagar de cada hipoteca.

Para que te rinda de una manera efectiva, lo que debes hacer es buscar divisas con un tipo de cambio bajo.

A continuación un vídeo de eroski consumer que explica las hipotecas multidivisa:

 

¿Qué ocurre cuando la divisa se aprecia o deprecia respecto a la moneda local?

En caso de que se aprecie la moneda de referencia frente al euro, como es lógico, pero complejo de comprender, se requieren más euros para obtener la divisa en cuestión, por lo que la hipoteca nos resultará más cara.

Cuándo es al contrario y la moneda de deprecia, entonces se da el efecto contrario y se puede conseguir un pagar un precio muy bajo por nuestra moneda.

En caso de depreciación, con los mismos euros podemos optar a una mayor cantidad de divisas, por lo que nos resultará más económica nuestra hipoteca.

Siempre que quieras contratar este tipo de hipoteca, debes hacerlo cuándo la moneda de tu país sea más fuerte, para que tengas varias divisas con las que puedes contar.

¿Es un seguro apostar por monedas bajas?

No, no es un seguro, ya que puede ser que en un momento determinado los papeles se inviertan y al final termines pagando más si en un momento determinado la moneda que elegiste como divisa se deprecia.

Cuándo las hipotecas son muy largas, se suelen tener muchos cambios en lo que se refiere a la deuda y puede que a veces este a favor de la persona y a veces en contra.

Aspectos negativos de la hipoteca multidivisa

Sin duda, ya te hemos hablado del peor, pero no es el único que existe.

Cuándo tienes una hipoteca multidivisa los bancos van ajustando el diferencial de las hipotecas multidivisas con base en el diferencial de las hipotecas normales.

Además, debido a que este producto es relativamente nuevo, hay muchas variantes en juego que se deben tener en cuenta y el banco intenta que cumplir sus objetivos bancarios, pasando en ocasiones sobre el cliente.

Algo que no te cuentan en los bancos, es que cada vez que tengas que pagar, se te va a aplicar una comisión del 2% de la cuota y para poder acceder a este tipo de hipoteca debes pagar una comisión de apertura.

Otro de los problemas que tienen este tipo de hipotecas es que si la deuda aumenta un 10 o 20% por los cambios en la divisa, el banco te puede pedir

Existe una cláusula que en caso de que tu deuda aumente un 10 o 20% por la fluctuación de la divisa y sobrepase el valor de tasación de la vivienda, la entidad te puede obligar a cambiar de moneda, o que pongas garantías que cubran esa diferencia.

Author: Juan Francisco Vera

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *